¡Actividades para aprender mientras te estas divirtiendo!

¡ACTIVIDADES PARA APRENDER MIENTRAS TE ESTÁS DIVIRTIENDO! 

 

Los niños toman las vacaciones de fin de año como el momento perfecto para descansar de las actividades académicas, pero es vital que los pequeños nunca suspendan sus procesos de aprendizaje, ya que el desarrollo cognitivo y personal de un niño es un deber que no toma receso, por ello los papás deben propiciar actividades recreativas para que los más pequeños puedan mejorar sus habilidades intelectuales de maneras divertidas y muy creativas. Cabe anotar que también tendremos en cuenta a pequeños que se encuentran en edades tempranas para estos juegos.

A continuación, te daremos 5 actividades en las cuales tus hijos se divertirán, aprenderán y reforzarán lo aprendido en la escuela, sin sentir que están en ella.

 

  1. Enséñalos a redactar poemas: una de las actividades que por excelencia ayudan al proceso cognitivo es que tus hijos aprendan a rimar y a crear frases, contribuyes a que ellos mejoren su vocabulario y de igual forma a la construcción de oraciones con sentido lógico, todo mediante un juego de palabras y rimas.

 

  1. Si tu hijo está en edades de 0 a 3 años, puedes utilizarla música como una herramienta didáctica, los niños aprenden mediante la repetición consecutiva de palabras, ellos en esta etapa pueden retener información con melodías simples, invéntate canciones donde tus hijos aprendan una nueva palabra cada día, incentivarás su imaginación y desarrollarás su habla. (Juegos de adivinanzas simples que los lleven a buscar el premio que está escondido en algún lugar de la casa)

 

  1. Haz que ellos sean los detectives, haz actividades con una serie de pistas e incentívalos con un premio, la capacidad lógica y deductiva será vital para ellos cuando afronten las matemáticas o la comprensión de lectura.

 

  1. Si tu hijo aún no ha cumplido su primer año, esta actividad lo ayudará a identificar objetos y desarrollará sus habilidades comunicativas. La actividad consiste en hacer sonidos con la boca cerrada (ya sea los ladridos del perro, como muge la vaca, el cacareo de la gallina, etc.) Así tu pequeño sabrá distinguir los animales o los objetivos a los que imites con los sonidos.

 

  1. La fono-mímica puede enseñarles a tus hijos otros idiomas. Como lo comentamos anteriormente, tus hijos aprenden por procesos de repetición e imitación, entonces puedes usar la música en otros idiomas para que tu hijos hagan sus conciertos en casa, mediante la repetición de las letras y la vocalización de la mímica, tus hijos aprenderán a pronunciar palabras y con tu apoyo aprenderán nuevos vocabularios.  

 

 

 

 

Estudiar
ingresar
munequitos munequitos mobile

Hola, ahora eres parte de nuestro Luki-mundo y podrás recibir tus actualizaciones, tips y muchas sorpresas