pixel-google ¿Cuando iniciar alimentos sólidos a tu hijo y por qué? - Bienvenido al Mundo Luki

¿Cuando iniciar alimentos sólidos a tu hijo y por qué?

¿Cuando iniciar alimentos sólidos a tu hijo y por qué?

Cuando iniciar alimentos sólidos a tu hijo es la pregunta más frecuente y no es tan fácil de responder como se piensa. El inicio de la alimentación complementaria a los 6 meses es cuando debes iniciar con alimentos sólidos; sin embargo, esto no significa suspender la lactancia materna, esta deberá continuar como mínimo hasta el primer año de vida.

Ya hemos leído sobre el Baby Led Weaning (BLW), tendencia que nos enfatiza que a los 6 meses se inicia con alimentos sólidos en pequeños trozos, que el bebé puede coger con la mano y llevarlos a la boca para ser triturados contra el paladar. Continuando con esta tendencia, la alimentación complementaria convencional se inicia con alimentos sólidos, inicialmente sopas, cremas, papillas y compotas para con el paso de los meses ir aumentado la textura de estos (triturados) hasta terminar comiendo trozos de un alimento.


Siendo madre ¿cómo te gustaría hacerlo? eso depende de tus gustos, de lo que hayas leído y sobre todo lo que tu pediatra recomiende. Ten presente siempre que él o ella son tu mejor amigo, te guiará y aconsejará lo que más convenga para el bienestar de tu bebé ¡Escúchalos siempre!


Teniendo en cuenta lo anterior, quisiera explicarte por qué se deben iniciar alimentos sólidos a tu hijo y los beneficios de la masticación (movimientos que debe hacer la cara y la boca para triturar los alimentos y tragarlos). Para comenzar recordé que, en nuestro último Facebook Live, esta fue una pregunta que me hizo una de nuestras Luki Mamás: “mi hijo come todavía sopas, compotas y papillas, se rehúsa a comer alimentos en trozos, ¿esto tienen alguna consecuencia?” (ten en cuenta que si mal no recuerdo este chiquitín tenía 4 o 5 años)


Pues bien, no podemos quedarnos a punta de leche materna por siempre pues sus nutrientes no son suficientes después de los seis meses por lo cual se inicia la alimentación complementaria y mucho menos después del primer año. Pero además de esto, la masticación es importante para el desarrollo y crecimientos de nuestros pequeños.


El proceso de digestión inicia en la boca, los movimientos de nuestra lengua y de la boca activan enzimas que se encuentran en la saliva, por tanto, empezar a mover tu boca y tu lengua por los alimentos con alguna consistencia inicia un adecuado proceso de digestión, en general el niño que mastica con calma, sin afán, que se demora en comer, tiene menos problemas gastrointestinales, menos gases y menos cólico.


Los movimientos masticatorios son vitales para el desarrollo de los músculos que rodean la boca, lo cual es clave para una correcta articular el lenguaje. Muchos niños sufren de trastornos del lenguaje debido a una debilidad de esta zona muscular asociada a que no mastican alimentos sólidos o los alimentos que se le da en casa son muy blandos o en trozos muy pequeños, esto evita que tengan que hacer fuerza o movimientos para tragar.


Masticar produce saciedad: cuando comemos rápidamente generalmente no quedamos satisfechos y dentro de pocas horas tenemos hambre, cuando por el contrario nos damos nuestro tiempo para comer despacio, masticar con calma, deleitarse con los sabores, quedamos satisfechos. Se cree que, inclusive, esta es una de las causas de la obesidad infantil pues con más frecuencia se ve a los niños siendo alimentados enfrente de pantallas de TV o de celular, lo que hace que el niño no tenga su concentración en lo que está comiendo, que mastique rápidamente y que por tanto dentro de pocas horas quiera comer de nuevo. Es por esto por lo que el espacio para comer de tu bebé, debe ser un espacio tranquilo, sin aparatos electrónicos, ojalá donde se reúna la familia a comer al mismo tiempo, donde pueda imitar a sus padres y hermanos, sin distracciones.


Por último, a medida que pasa el tiempo y que la consistencia de los alimentos va aumentando, además de aprender a usar los cubiertos, va generando independencia; tu bebé sabe que le das los alimentos (los provees), pero también tiene claro que puede comer o no según sus gustos y si tiene hambre o está lleno. Es por esto, que es importante que tú aprendas a leer a tu hijo, evites obligarlo a comer si no quiere y des un comienzo adecuado al iniciar alimentos sólidos a tu hijo.


Espero que este artículo haya sido lo suficientemente claro e informativo para ti a la hora de iniciar alimentos sólidos a tu hijo, además de resolverte las preguntas que tenías. Recuerda que por más miedo que tengas, tu hijo debe comer alimentos sólidos para un desarrollo y crecimiento normal.


ANA MARIA HOLGUIN LEYVA


Médico Especialista en Terapias Alternativas y Nutriología
Universidad de La Sabana – Universidad del Bosque – AMCIEN (San Antonio-Texas)
Nuestros expertos
ingresar
munequitos munequitos mobile
error

error-registro
bienvenido

Hola, ahora eres parte de nuestro Luki-mundo y podrás recibir tus actualizaciones, tips y muchas sorpresas

cerrar
gracias-por-escribirnos

gracias-por-escribirnos
cerrar-ebook
cabecera-ebook


error
cabecera-ebook


¿tienes hijos:?


¿De que edad?

cerrar-ebook
cabecera-ebook


¿tienes hijos:?


¿De que edad?

cerrar-ebook
cabecera-ebook


¿tienes hijos:?


¿De que edad?

cerrar-ebook
cabecera-ebook


¿tienes hijos:?


¿De que edad?

cerrar-ebook
cabecera-ebook


¿tienes hijos:?


¿De que edad?

titulo